¡UN PUEBLO MOVILIZADO POR LA SOLIDARIDAD!

En la previa de Semana Santa, el Cristo Redentor que se alza en La Caldera, un pueblo a 25 km de la capital salteña, fue el escenario de una nueva edición de Sin Fronteras, el programa de Fundación River que deja una huella solidaria en cada destino del interior y exterior del país donde River se presenta en condición de visitante.

En esta oportunidad, los beneficiarios de la actividad fueron los tres clubes que desarrollan actividades en el pueblo: los chicos del Club Social y Deportivo La Caldera, el Club Social y Deportivo Jardín y el Club Social y Deportivo San Roque quienes se reunieron en el mítico monumento para compartir una mañana inolvidable.

Clara D’Onofrio, presidente de Fundación River, y Dolores Irigoin, Directora Ejecutiva, encabezaron la entrega de una donación compuesta por elementos deportivos para apoyar y facilitar el trabajo que estas tres instituciones llevan adelante para todos los chicos del pueblo. Pecheras, pelotas, conos, escaleras de coordinación y hasta silbatos y pizarras para los entrenadores fueron los algunos de los componentes de la donación entregada.

Dichos clubes fomentan la práctica deportiva en niños de entre 6 y 16 años, quienes practican fútbol, vóley, básquet y hockey y, además, funcionan como espacios de contención para los chicos y sus familias, comprometidos en la transmisión de valores.

Daniel Escalera, intendente de La Caldera, se acercó al Cristo Redentor donde Eduardo Barrionuevo, vocal del Club Atlético River Plate, estuvo presente en el evento junto a Julián Álvarez, quien asistió en representación del plantel millonario.

El juvenil les contó a los chicos de La Caldera que “cuando llegué a River, primero fui suplente. Tuve que entrenar y esforzarme mucho para llegar a ser parte del plantel de Primera y para terminar el colegio a la par de los entrenamientos. Luchen por sus sueños, porque con responsabilidad y compromiso se pueden cumplir”.

Queremos incentivarlos a que sigan entrenando y a que aprendan valores a través de la práctica del deporte. Desde Fundación River nos importa mucho que ustedes se formen como personas de bien por eso, venimos a hacer este pequeño aporte para apoyarlos a que sigan esforzándose”, fueron las inspiradoras palabras de Clara D’Onofrio.

De este modo, Fundación River sigue demostrando su compromiso con los niños y adolescentes que viven en contextos vulnerables en todo el país.